5 PASOS PARA HACER BIM CORRECTAMENTE

El tiempo corre deprisa pero no tanto como se desarrolla la tecnología. Cada segundo que pasa, alguien en nuestro planeta está creando una nueva forma de sistematizar nuestro día a día con la introducción de alguna variable que facilite nuestro trabajo gracias a ella, la tecnología. El campo del AEC (Arquitectura, Ingeniería y Construcción) ha sido, por tradición, la punta de lanza de los nuevos avances y actualmente se ve inmerso en un cambio profundo con la llegada de tres siglas que han revolucionado la manera de diseñar, planificar, construir y mantener nuestros edificios: BIM.

Muchas son las definiciones que le han dado a Building Information Modeling, pero solo un adjetivo lo describe: revolución. Adaptándose a la era digital en la cual vivimos actualmente, la Metodología BIM ha dado un salto cualitativo jamás soñado gracias a un modelo tridimensional que contiene una base de datos con toda la información de nuestro proyecto a lo largo de las diferentes fases del mismo.

Con la llegada de BIM, los inmensos salones donde decenas de personas dibujaban tumbadas en el suelo han quedado vacíos. La misma suerte ha corrido aquella pantalla negra de computadora que nos ha acompañado durante tantos años y que vectorialmente nos ayudaba a hacer realidad nuestras ideas. BIM ha desbancado a todo lo conocido para darnos una nueva forma de pensar y generar nuestros edificios e incluso nuestras ciudades, pero… ¿cómo puedo alcanzar a desarrollar la Metodología correctamente y sacar verdadero provecho de ella? A continuación expondremos cinco leyes básicas para la correcta adopción:

  • ESTANDARIZACIÓN DE PROCESOS. Nuestra forma de trabajar cambiará con la adopción de la Metodología BIM pero nunca la calidad de nuestro producto. Para ello debemos analizar nuestros procesos y adaptarlos correctamente sin caer en el error de querer funcionar como lo hacíamos con CAD. Es importante definir todos los parámetros que sean necesarios en nuestro modelo BIM para su buen funcionamiento así como automatizar los procesos gracias a la introducción de información en los diferentes elementos que componen el mismo.
  • CORRECTA ADQUISICIÓN DE HERRAMIENTAS Y TECNOLOGIAS BIM. Un factor clave para el buen funcionamiento de la Metodología es saber qué Herramienta y Tecnología utilizar para el proceso que estamos desempeñando. Hay herramientas de todo tipo en el mercado (generadoras de modelado, coordinadoras, analíticas) por lo que es de vital importancia elegir la que se adapte a nuestras necesidades para no caer en re-procesos.
  • BUENA ESTRATEGIA PARA AFRONTAR PROYECTOS. Deberemos empezar nuestro proyecto con una buena hoja de ruta que contenga los diferentes objetivos, así como los usos de la tecnología dependiendo de las fases del proyecto. Este plan de actuación denominado BEP (BIM Execution Plan) irá adaptándose a medida que avanza el proyecto y deberá ser conocido y cumplido por todos los integrantes de nuestro proyecto.
  • CAPACITACIÓN CONTINUA EN LAS DIFERENTES HERRAMIENTAS. La curva de aprendizaje en nuevas herramientas depende del individuo pero sobre todo del Instructor. No hay que fiarse de profesores no titulados por las diferentes marcas que distribuyen herramientas ya que pueden derivar en un mal aprendizaje. Nunca hay que ser conformista con el conocimiento por lo que deberemos tener una educación continuada en todo momento de la herramienta que estemos utilizando.
  • BUENA ACTITUD FRENTE AL CAMBIO. No hay que decaer a la primera de cambio por una mala experiencia con BIM o tener miedo a equivocarse antes de intentarlo. El éxito de un buen uso de BIM reside en aceptar el cambio y tomarlo como un reto personal que derivará en una mejora de nuestro trabajo diario y de nuestro equipo de trabajo.

Muchos profesionales de la industria de Arquitectura, Ingeniería y Construcción piensan que BIM es el futuro pero la realidad es que en nuestra región es el presente y es en este preciso momento que las empresas deben comenzar a trabajar en entender e implementar esta Metodología que ha cambiado y seguirá cambiando la forma de desarrollar proyectos de construcción impactando positivamente sobre todo su rentabilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.